No se mata la verdad matando a periodistas.

YO TAMBIÉN SOY “CHARLIE HEBDO”

Cuando una persona que tiene por oficio el periodismo es asesinada, la primera línea de investigación que debe contemplarse y agotarse es la consideración de que el crimen deriva de su ejercicio periodístico.Matar-periodistas-620x310

La amplia presencia de la criminalidad organizada, el terrorismo, la corrupción, la impunidad y otros factores inciden para evitar que los asuntos de interés público se investiguen y difundan. El silencio del periodismo, que se auto-censura, genera falta de información, confusión y manipulación por quienes detentan el control sobre los grandes medios de información.

Si se calla al periodista, se priva a la sociedad de conocer la verdad. Es por eso que la labor de quienes ejercen la libertad de expresión como periodistas debe ser valorada en el marco de una humanidad plural y democrática. Se debe tener en cuenta que las y los periodistas constituimos canales de comunicación y trasmisión de información útil para el debate y la toma de decisiones.10922507_866779853372307_8133426042590167534_nSi se valorara adecuadamente la función social de quienes ejercemos el periodismo deberíamos ser protegidos. Una conducta sencilla, pero importante en función de reconocer al periodista sería que los gobernantes nos reconocieran reiteradamente en sus discursos y su práctica. Es un buen mensaje que se reconozca al periodismo crítico y no solo al condescendiente con las políticas de gobierno. En esa medida se entenderá que el periodismo en general, pero en particular el crítico no resulta inconveniente en las sociedades democráticas.

Es también importante asegurar un ambiente adecuado para el ejercicio de la libertad de expresión en tanto que ello también asegura el ejercicio efectivo del derecho a la información. Este derecho de carácter social, implica la expectativa de recibir información veraz y lo menos manipulada posible, y ello solo puede asegurarse si quien ejerce la libertad de expresión se encuentra libre de todo condicionamiento político o económico, racial, religioso, cultural y libre de todo atentado contra su integridad personal o familiar a consecuencia del ejercicio
periodístico.periodistas
En nombre del dios que sea, nadie tiene el derecho de matar pues NO se mata la verdad matando a periodistas

En repudio por los asesinatos de los 12 colegas de Charlie Hebdo

LAURA PÉREZ
( periodista )

Compartir

    Enlace permanente a este artículo: http://www.la931.com.ar/no-se-mata-la-verdad-matando-a-periodistas/

    Comentarios

    A %d blogueros les gusta esto: