Roberto….

CUANDO A DIOS SE LE ACABAN LAS ALAS COMIENZA A PONER COLITAS …..

ROBERTO, el Súper héroe sin capa pero con coraje

Caía la tarde en la intersección de las calles San Martín y Boneo del Barrio Belgrano, Ariel cortaba el césped en la vereda del negocio en donde también se encontraba trabajando el resto de su familia cuando se ve sorprendido por dos motochorros, uno de los cuales lo increpa a punta de pistola mientras el otro aguarda en el vehículo y a la vista de todos quienes se encontraban en el lugar en ese momento. Como un acto instintivo de preservación, el joven asaltado trata de guarecerse en el comercio, el ladrón nuevamente lo azuza con su revólver ….. este es el momento en que Roberto entra en acción, advertido del peligro que corrían sus seres queridos, valiente y decidido embiste al delincuente mordiéndolo en su brazo, este trata de asestarle dos balazos al perro, dispara su arma pero por suerte y por astucia el labrador negro salió ileso mientras ambos maleantes se dieron a la fuga
La carnicería Santa Rita es conocida en la zona, un emprendimiento que ya lleva diez años en este lugar y cuyos propietarios son los integrantes una familia de la cual Roberto forma parte y que él mismo eligiera como suya pues él es un labrador negro adoptivo.entronizado en héroe

10603707_749906058431252_8836062246531581310_n

DERRIBANDO MITOS

El síndrome del PERRO NEGRO

A la hora de elegir un perro, su color es lo de menos, lo que realmente importa es su carácter, su salud… ¿verdad? Debería ser así, pero la realidad es que los perros -y los gatos- negros tienen muchas menos posibilidades de ser adoptados que los de colores más claros, es el Síndrome del Perro Negro.

Este prejuicio sobre su pelaje es conocido en todas las protectoras de animales. En cualquiera de ellas nos pueden contar historias de como animales perfectamente sanos, amigables y sin ningún problema pasan años en sus instalaciones porque nadie los elige debido a su color. En los centros oficiales de control animal, después de un período determinado de estancia se los sacrifica, estas entidades informan que son miles los que mueren cada año por haber nacido con la “desgracia” de tener el pelo negro.

Si además de ser negro el perro es de gran tamaño, sus mínimas posibilidades de ser adoptado se reducen casi a la nada.

Resulta ser que el color negro absorbe la luz, lo que reduce la definición de sus rasgos y “dificulta la lectura de sus expresiones faciales”, esto disminuye las posibilidades de que un adoptante conecte emocionalmente con el animal en el breve instante que se dedica a echar un primer vistazo al perro en cuestión.

Por la misma razón de la absorción de la luz, los perros negros son más difíciles de fotografiar. En muchas ocasiones los adoptantes hacen una primera selección de los perros de una protectora a través de su web o en la red social y si las fotografías de los perros negros no son buenas, los descartarán.

Las protectoras conocen bien este problema e intentan promocionar a sus perros negros colocándoles bandanas o pañuelos de colores, situándoles en las primeras jaulas, evitando poner varios perros negros juntos, para resaltar sus personalidades individuales.

El síndrome del perro negro es tan conocido que en Estados Unidos hay varios webs dedicados al tema en donde incluso se destaca que humanos que viven con perros de otros colores rechazan que los perros negros se acerquen a los suyos

En nuestras manos está acabar con este prejuicio (Prejuicio: opinión previa y tenaz, por general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal) contra los animales negros. La vez que visite una protectora para elegir un amigo, sea consciente de que–inconscientemente- puede pasar por alto a los perros negros. Quizá sea usted la persona que pueda ver su alma en lugar de su color.

LAURA PÉREZ
( periodista )
FM 93.1 Mhz Radio Radiio Comunitaria Activa
www.la931.com.ar
Laura Noe Perez

 

Compartir

    Enlace permanente a este artículo: http://www.la931.com.ar/roberto/

    Comentarios